La seguridad laboral, la máxima nº 1 para trabajar con carretillas elevadoras

Aunque en BYD Forklift Ibérica nos encanta nuestro trabajo y somos apasionados de la maquinaria industrial, lo cierto es que la manipulación de las carretillas elevadoras puede ser peligrosa si no cumplimos con las medidas de seguridad adecuadas.

Hoy queremos dedicarle un artículo a la seguridad en la manipulación de maquinaria industrial, un aspecto extremadamente importante al que le brindamos siempre la importancia que se merece.

Es por ello que para garantizar la seguridad en el sector es importante aplicar tres premisas:

-El manejo correcto de las máquinas por parte de operarios acreditados que apliquen las técnicas estudiadas para conferir la máxima seguridad a cada movimiento: manejar siempre la carretilla con las horquillas a ras de suelo, disponer del carné de conducir en el caso de circular por alguna vía pública, no estacionarla en terrenos inclinados…

-El cuidado y óptimo mantenimiento de los equipos de trabajo: un ejemplo de ello es el estado de los neumáticos, un aspecto que hay que comprobar de forma periódica.

-El conocimiento, evaluación y prevención de los riesgos que conlleva la manipulación de carretillas elevadoras, además de llevar a cabo las acciones necesarias relacionadas tanto con la seguridad activa como pasiva, como la utilización del cinturón de seguridad (obligatorio cuando la carretilla no cuenta con una cabina cerrada) o la verificación constante de los trabajadores que se encuentran a nuestro alrededor, nunca permitir que nadie se sitúe debajo de una carretilla elevadora con la carga suspendida, no activar el desplazamiento lateral de las horquillas cuando estén en el suelo…

La visibilidad es otro de los factores fundamentales para garantizar la máxima seguridad. Y con ello no solamente nos referimos a la visibilidad del conductor de la carretilla, sino también a la de sus compañeros (aquellos que también conducen carretillas y aquellos que están de pie). En el caso de que la carga obstruya la visibilidad del operario, lo idóneo es que existan personas que le den las indicaciones precisas para guiarle. Si no es posible, utilizar la marcha atrás con precaución es la mejor opción.

Otras de las más importantes normas son: no desplazarse con la carga elevada y aún menos con la carga por encima de la línea de visión, nunca transportar a otras personas en la carretilla, vigilar siempre el terreno para asegurarse de que no hayan objetios sueltos que puedan desestabilizar la carga, e incluso la carretilla, nunca circular con pendientes superiores a un 10% de elevación…

Para prevenir la siniestralidad en el sector, la mejor opción es formarse adecuadamente antes de trabajar en él, obteniendo las acreditaciones pertinentes, y tener en conocimiento que, aunque las carretillas sean tu pasión, no son ningún juego y hay que tratarlas y manipularlas con enorme respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA